Cambio de Cerraduras y Bombines en Madrid

5 noviembre, 2015

Básicamente existen dos tipos de cerraduras, las de empotrar o embutir y las de sobreponer.

Las de sobreponer se sitúan en la superficie de la puerta por el lado interno, pueden ser montadas en cualquier tipo de puerta, en especial las que son finas de grosor y no admiten las cerraduras de embutir. Lo más común es que estas cerraduras opongan menos resistencia a ser forzadas y guardan mano así que dependiendo de hacia donde habrá la puerta será la cerradura que tendremos que instalar o pedir que nos instalen, a la izquierda o a la derecha.
Las cerraduras de empotrar también llamadas de embutir son las que se encuentran encajadas en el lateral de la puerta, estas cerraduras son hoy por hoy las más corrientes y utilizadas. Valen para cualquier tipo de puerta y no guardan mano así que se pueden montar en ambos sentidos.

reparacion cerrajeria bombines madrid

Dependiendo del material de la puerta podremos instalar una u otra o inclusive las dos opciones pueden ser válidas. En puertas de metal como para trasteros, garajes, etc… es aconsejable la de embutir y aprovechar el espacio donde estaba la anterior ya que en el metal es más complicado poner una de sobreponer por la dificultad de poder trabajar en ella. También dependiendo de donde se encuentre la puerta y de esa manera la cerradura puede ser aconsejable poner una de acero inoxidable. En las de madera por ser un material más manejable podemos instalar cualquiera de las dos, deberemos ver según que paso de la puerta, la cerradura más adecuada.

En cuanto a seguridad existen dos tipos, las de monopunto y las de multipunto, las de monopunto tienen un solo anclaje, al ser más fáciles de manipular por personas no deseadas, los cerrajeros recomendamos que instalen sistemas de seguridad adicionales, tales como cerrojos fac, sistemas antipalanca o barras transversales, o alarmas, y las multipunto que refuerzan el anclaje en el marco de la puerta con tres, cinco o más puntos, por eso quedan con mayor seguridad ancladas y son más resistentes ante un forzado de la puerta.

Las cerraduras a parte de estas dos modalidades contienen los llamados bombillos o cilindros y dependiendo de ellos también obtenemos más o menos seguridad, existen de una solo entrada, solo se cierran desde el exterior, del interior tendremos una manivela o picaporte que nos proporcionara la salida.

De doble entrada, se cierran tanto desde dentro como desde fuera con llave y son las normales que se utilizan en todas las puertas de salida y entrada al exterior, y las de una entrada y botón, por el exterior se cierran con llave y por el interior se cierran accionando un pestillo o botón.

En los bombines o cilindros que van a prestar servicio al exterior, recomendamos que se elijan de alta seguridad, que sean antibumping, antiganzua, antitaladro, antirotura, etc…. cuantas más características posea más segura será y menos manipulable para los ladrones.

Estas características de seguridad se las proporcionan los pitones que posea el cilindro, cuanto más reforzado y complejo mejor.

Existen bombines que tienen una propiedad adicional y es el sistema anticopia, con lo cual si queremos hacer copias de la llave tendremos que dirigirnos a un centro especializado autorizado con la tarjeta del bombín.